jueves, 7 de agosto de 2014

Estación Uribelarrea

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
"Con sus casas centenarias, sus diagonales y sus calles de tierra “Uribe” es un pintoresco poblado ubicado a unos 20 kms al sur de Cañuelas por ruta 205. Fundado como Colonia Agrícola en 1889 por Miguel Nemesio de Uribelarrea ha perdurado casi intacto desde su fundación".

Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados.

Fundada como Colonia Agrícola en 1889 por Don Miguel Nemesio de Uribelarrea (1833-1905), quien fue Presidente de la Municipalidad de Buenos Aires durante el gobierno de Sarmiento y en 1877 Juez de Paz de Cañuelas. Don Uribelarrea hombre visionario y de acción dono los terrenos heredados de la familia de su madre para la construcción de una colonia agrícola.
En 1888 comenzó el trazado de las calles del futuro pueblo de Uribelarrea, a cargo del Ingeniero Agrimensor Federico Bazzano, de la ciudad de la plata, luego fue modificado en el sector que comprende la plaza, la modificación fue realizada por el Ingeniero Arquitecto Pedro Bonoit quien trazo el diseño de la Ciudad de La Plata. En 1890 se coloco la piedra fundamental inaugurando el Templo Parroquial bajo la advocación de Nuestra Señora de Lujan. En el seno de la vasta obra fundo 2 colegios, uno para varones y otro para niñas de escasos recursos, doto al naciente pueblo de Estación Ferrocarril, telégrafo, correo, cementerio y destacamento policial y dispuso terrenos para escuelas públicas.
Uribelarrea fue polo lechero con un máximo esplendor durante las décadas del ´30 y ´40, ya que llegó a contar con más de un centenar de tambos y queserías que abastecían a la ciudad de Buenos Aires a través del ferrocarril "del Sur".
En el centro del pueblo se encuentran la Plaza Centenario, Es de forma octogonal una de las pocas del país, que permitió el trazado de 8 manzanas pequeñas a su alrededor y 4 diagonales pequeñas. Es diseño de Pedro Benoit.


Anden principal y vias hacia proxima estacion, Cañuelas.


Anden principal, el viajo playon de cargas junto al monte y vias hacia Empalme Lobos.


Detalle de anden techado junto al banco de espera original.


Los picaportes originales de bronce que felizmente estan en su lugar original.


A la izquierda se aprecia el nomenclador de los baños publicos aislados de la sala de espera.


Muy cerca del edificio de la estacion y frente a esta se encuentra el viejo galpon con anden y oficina de cargas que actualmente funciona como museo.


Vias hacia Empalme Lobos.


Nivelacion IGM.




Los primitivos y hermosos nomencladores de las salas de la estacion.


Soporte original de la campana.


Boleteria y puerta a la sala del jefe.



La sala de espera general y boleterias con los bancos originales.


Sala de espera general y puerta de acceso principal a la estacion que ya no posee sus puertas originales de madera.


Pizarra de anuncios, boleteria y puerta de acceso a sala de jefe de estacion originales.


Recuerdo de los primeros trabajadores ferroviarios.



Pequeña dependencia en madera.


Fachada posterior de la estacion, se ve claramente a su izquierda la oficina del jefe.


Fachada posterior de la estacion.





Galpones y dependencias de via y obra a la izquierda y vias hacia Empalme Lobos.


Via que se desprende del galpon de cargas hacia Empalme Lobos.


Fachada general de la estacion. De derecha hacia izquierda se aprecian los baños aislados, el patio de la casa del jefe de estacion, su oficina, boleterias y sala de espera.




Porton original del galpon de cargas contiguo al edificio de la estacion.


Bebedero.


Las antiguas y originales palancas de accionamiento de las señales de entrada y salida al predio ferroviario de Uribelarrea.



Calles y veredas del pueblo.







Acceso principal al pueblo donde encabeza el edificio de la estacion.





Viejo camion Ford Canada
Este camión pesaba 4.240 Kg en vacío, con unas dimensiones de 6,198 metros de largo, 2,286 metros de ancho y 3,048 metros de altura. Del camión Ford Canadá existía el modelo largo y el modelo corto. El camion 60L montaba un motor Ford V8 de gasolina con una potencia de 95 CV a 3.600 rpm.


La llegada del ferrocarril marcó un punto de inflexión para el progreso de la 
comunidad. Se incrementaron los tambos lecheros que enviaban sus productos a través 
de los trenes a Capital Federal para su reparto diario. 
En 1888 se comenzó el trazado del Centro Agrícola Uribelarrea en las tierras de 
propiedad de Don Miguel, a cargo del agrimensor Federico Bazzano, de la ciudad de 
La Plata, que fue comisionado por el ing. Pastor Tapia, presidente del Dto. de 
Ingenieros.
Para noviembre de 1889 se produjo la primera cosecha del centro y salieron al 
mercado las primeras 1776 bolsas, que hacían un total de 134.216 kilos de maíz con 
su correspondiente rebaja en los fletes del ferrocarril que se le concedían a los 
propietarios del Centro Agrícola. 

También por ese mismo año se crea la oficina de Correo que fue atendida ad 
honorem por un empleado del Centro Agrícola. La estafeta funcionó hasta el 1 de 
marzo de 1912, que se elevó a Oficina Postal, con una persona a sueldo. 
El ramal Cañuelas - Lobos, que incluía la estación a ubicarse en el Centro 
Agrícola Uribelarrea, se proyecta inmediatamente después de aprobarse el contrato 
celebrado por el Poder Ejecutivo por el cual pasa a una compañía privada este 
Ferrocarril de la Provincia por ley nº 2364, sancionada el 19 de mayo de 1890. 
En 30 de junio de 1890, por decreto refrendado por el gobernador J. A. Costa y 
Secretario de Obras Públicas Luis García, se establece que a partir del 1º de junio 
quedan en posesión de los ferrocarriles de la provincia, la empresa compradora 
denominada “The Buenos Aires Vestean Raislevay Limited” con todas sus vías de 
material rodante, edificios y terrenos comprometidos en los inventarios respectivos. 
Esta empresa es la que extiende el ramal Cañuelas-Lobos y establece la 
estación “Uribelarrea” que fue librada al servicio público, conjuntamente con el resto del 
mencionado ramal, el 1º de agosto de 1892. 

El ramal ferroviario cruzó el Centro Agrícola de SO a NE, ubicándose la estación 
dentro del sector urbano. Miguel de Uribelarrea enajenó a la empresa del ferrocarril una 
superficie de terreno que abarca 171 333 metros cuadrados que el Poder Ejecutivo 
declaró libre de obligaciones impuestas por la ley de 25 de noviembre de 1887 y sus 
reglamentaciones, bajo la condición de levantar totalmente la hipoteca según 
comprobantes del Banco Hipotecario. La escrituración de estas tierras a favor del 
ferrocarril, figura inscripta al folio 26617/1892, según consta en el Fichero de Inscripción 
de Dominio de Vendedores del partido de Cañuelas. 
El ferrocarril se incrementó con cargas y descargas de hacienda, ya que en esa 
época era el medio más eficaz y más barato. La hacienda marchaba en vagones jaulas 
con destino al mercado o a otros campos de pastoreos. Más de cien tambos eran del 
pueblo, llegando con carros de leche. También viajaba la mercadería que iba a los 
almacenes de campaña. Llegaron a circular 18 trenes de pasajeros por día. 
 La desaparición del ferrocarril, hizo que se estancara la vida 
social del pueblo y retrocedieran las expectativas de la comunidad.

Antes de terminar el siglo XX se inaugura en el galpón ferroviario, ubicado en la 
entrada del pueblo, el Museo de Máquinas y Herramientas, esto coincide con la llegada 
de los turistas, que hace que Uribe inicie su nueva etapa como lugar de atracción 
turística, para esto se han realizado diferentes actividades para mostrar la cultura, los 
valores de un pueblo que gracias al espíritu de su gente y a la belleza del lugar, se ha 
convertido en un lugar de visita para muchas personas de diversos lugares. 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario