lunes, 1 de septiembre de 2014

Estación Cipolletti (F.C.S.)

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
El primer tren paso cuando en 1910, epocas donde la luz electrica no existia, el gas natural tampoco. Las carretas y carruajes gobernaban los desoladores caminos patagonicos....


Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados - 2013.


Alguna vez fue lugar de encuentros y despedidas. Hoy es símbolo del abandono de una comunidad que prefiere darle la espalda. A pesar de que el edificio de la vieja estación de tren de Cipolletti está en manos de un organismo de arquitectura, construcción y diseño, como el IPPV, es evidente que también sus directivos prefieren mirar para otro lado. Buena parte del complejo ferroviario que alguna vez tuvo intensa actividad luce igual. En una ciudad sin edificaciones emblemáticas, la estación y su andén piden a gritos que alguien se ocupe.

El lugar parece tierra de nadie. La basura, los pastizales, los escombros y los perros callejeros se adueñaron de esa franja de vías, que queda semi escondida, de un lado por las construcciones, y del otro por la playa de maniobras y los antiguos galpones.

El esplendor que alguna vez tuvieron los edificios construidos a principios de siglo pasado por la empresa inglesa Ferrocarriles del Sud sólo se entrevé bajo una atenta mirada a los detalles.

La construcción que fue la sala de espera de la estación, con sus puertas altas de pinotea y el típico estilo inglés, sufre la falta de mantenimiento a pesar de que allí, paradójicamente, funciona la delegación del Instituto de Promoción y Planificación de la Vivienda (IPPV).

La pared que da al sur, justo frente a la vía, no resiste un grafiti más. Las lámparas están rotas, el techo que sirvió de resguardo a los recién llegados o a los que se iban, está descascarado y una de las cuatro puertas, quemada.

Por una cuestión de seguridad están todas enrejadas y la mayoría, con los postigos cerrados, casi un símbolo de que ni siquiera los que trabajan en el IPPV están dispuestos a mirar el andén que luce sucio.

Estacion ubicada en el departamento General Roca de la provincia de Rio Negro del ramal construido por el FC del Sud e inaugurado el 1ro de Agosto de 1899 de esta estación nace el empalme a Neuquen y además el ramal contiua hasta la estacion Contralmirante Cordero (Bardas del Medio) donde culmina el ramal. 

Se le dio el nombre de Colonia Lucinda, y más tarde, en 1909 recibió el nombre de Cipolletti porque así se llamaba la estación de ferrocarril que funcionaba en la ciudad desde 1904. Debe su nombre al ingeniero hidráulico Cesar Cipolletti quien realizó estudios hídricos no sólo en esta zona sino también en Mendoza. Los estudios de este ingeniero dieron lugar al sistema de riego que hoy sostiene la producción de todo el Valle.

La ciudad de Cipolletti comenzó con un primer caserío alrededor del apeadero y obrador ferroviario, creciendo hasta constituirse en un importante centro de servicios para la estructura productiva local (fruticultura).
La ciudad fue fundada el 3 de octubre de 1903 por el entonces general Fernández Oro. Se consideró esta fecha ya que aquel día se produjeron las primeras ventas de los terrenos loteados del general sanjuanino. El primer nombre del caserío fue «Colonia Lucinda» en honor a la esposa de Fernández Oro, la sanjuanina Lucinda Larrosa, pero en 1909 se le dio el nombre de la estación del ferrocarril instalada en la comuna desde 1904 que es el nombre actual que busca homenajear al ingeniero Cipolletti, gracias a quien se realizaron las obras hidráulicas que permitieron los cultivos en la región y la consiguiente población de la misma. Sin embargo el juzgado de paz conservó el nombre "Colonia Lucinda" hasta 1942.


Empezando el recorrido por el gigante predio ferroviario de Cipolletti encontramos las largas veredas que recorren los viejos barrios de trabajadores ferroviarios del mas puro estilo ingles.


Los portones y puertas originales de la epoca.


Las primeras dependencias originalmente de ladrillo ingles han sido modificadas a lo largo del paso de los años.


La fachada posterior de la estacion Cipolletti de hermosa construccion que caracterizaba al F.C.S. (Ferrocarril del Sud) en este caso con techo de chapas.


Contiguo al edificio de la estacion se encuentra este galpon de encomiendas, el mismo poseia oficina del personal.


Una toma general de un edifico y otro.


La siguiente dependencia del viejo F.C.S. es de madera posiblemente de mas oficinas, la misma sorprende de su antiguedad y a pesar de su estaod de conservacion se encuentra muy original.


Todas las paredes y detalles estan realizados en madera pinotea.


En lo que es la puerta de acceso todavia se divisa la pizarra informativa.


Fachada posterior de la dependencia.



Volviendo al edificio de la estacion Cipolletti, el estado actual del anden principal y su fachada.



Detalles bellisimos del legado que nos ha dejado el F.C.S. hace mas de 100 años.


Detalle del primitivo anden bajo y vias hacia proxima estacion, Neuquen.


"F.C.S. platform lamp". Plataforma para colocar faroles de iluminacion del anden en epocas donde no existia la luz electrica.



La soledad de un anden que supo tener cientos de pasajeros y formaciones llegar....


Vagones de la empresa Ferrosur Roca a la espera de cargas de bebidas, utilizados por varias empresas de bebidas gaseosas transportados desde Buenos Aires.



Fachada principal de la estacion y anden de pasajeros.


Via principal desde anden y vista hacia proxima estacion, General Fernandez Oro.


Fachada general del edificio de la estacion.



Anden principal y vias hacia proxima estacion, Neuquen.


Una de sus ventanas vandalizadas y quemada.


Lindante a la estacion estan todavia aunque corroidas las palancas de accionamiento a las diversas señales de brazo de entrada y salida del predio.




La estacion de Cipolletti tenia proyectado extender el anden a futuro cuando la poblacion creciera y las formaciones que llegasen fueran mas frecuentes y largas. Los ingleses sabian lo que hacian. Aunque nunca se llego a lograr ese proyecto.


Los bellisimos soportes del techo del anden realizados en este caso en madera.


Las primeras dependencias ya alejadas de la estacion que nos encontramos fueron realizadas en chapa y con un diseño tan particular muy poco visto, hoy algunas son utulizadas por la municipalidad para tramites diversos y centros culturales.


Seguramente categorizadas segun su diseño, al rango de importancia en el ferrocarril en la zona al personal que la habitaba.



En su interior felizmente se conserva el piso original con  mosaicos blancos y negros.



Cerca de esta, habia mas dependencias pero muycho mas pequeñas que seguramente eran utulizadas como galpones.



Seguimos recorriendo el gran predio ferroviario y vemos mas dependencias como lo es esta realizada en madera pinotea que al parecer eran utilizadas por personal señalista.






Una curiosa y gran dependencia realizada en madera pinotea y ladrillos en sus chimeneas con bellisimas y grandes galerias que la recorren en todo su exterior.





Este predio de diversas dependencias ha sido "recuperado" por la municipalidad para uso recreativo ademas de que las edificaciones ferroviarias cumplen actualmente funciones administrativas y culturales. Lamentablemente nada ya es ferroviario, solo viejos recuerdos.



Fin del gran predio ferroviario y grandes dependencias. Vieja puerta de acceso.


Toma general del gran predio ferroviario de Cipolletti y vias hacia Neuquen.


Paso a nivel limitel del predio ferroviario de la estacion Cipolletti y vias hacia proxima estacion, General Fernandez Oro.

El 25 de Junio de 1910, la empresa británica “Ferrocarriles del Sud” habilita el ramal ferroviario de treinta kilómetros de extensión cuyo tendido iba por la margen izquierda del Río Neuquén.
Las obras del Dique Neuquén, luego llamado Dique Cordero y actualmente Dique Ing. Ballester, como también las del canal principal de riego, hizo necesaria la construcción de este ramal que permitiera el transito de un tren carguero que transportara los materiales, maquinarias, equipos y personal afectados a la construcción del mismo, siendo uno de los principales factores para el nacimiento y la consolidación del actual sistema de riego del Alto Valle Rionegrino y parte del Neuquén.
Este ramal se iniciaba en la Parada Limay -hoy Cipolletti-, en la zona conocida como El Triangulo ubicado a la altura del ex galpón de frutas de Porzio Siracusa y Cia, finalizando en el Km.1218 -actual Barda del Medio- donde se encontraba el emplazamiento del Dique Neuquén y punta de riel del ferrocarril.
El trayecto recorría las Parada Km. 1195 (estación Ferri), la Parada Km. 1210 (estación Cinco Saltos), la Parada Km. 1215 (estación El Quince) y la Parada Km. 1218 (estación Barda del Medio).
Las paradas coincidían con los kms. que había de distancia entre la ciudad de Buenos Aires (Km. 0) y cada uno de estas localidades, normativa utilizada por la compañía británica para identificar a cada parada que luego se transformaron en estaciones de tren.
Recién en al año 1934 queda inaugurada la estación de Cinco Saltos, contando con edificio propio que albergaba oficinas administrativas, boletería, sanitarios públicos y andén respectivo. Completaba la edificación la casa del Jefe de la Estación y los galpones con destino al uso de depósitos de cargas y encomiendas. Las casillas de madera ubicadas en la Parada Km. 1210 (Cinco Saltos) que fueron utilizadas hasta esa fecha como casa para los cambistas y otra como Destacamento Policial fueron facilitadas en préstamo al Country Club actual Club Ruca Carel de Cinco Saltos.
Para abastecer de carbón a las locomotoras se contaba con la mina de carbón Auca Mahuida ubicada en la Pcia.de Neuquén.
La comitiva presidencial integrada por el Presidente Dr. José Figueroa Alcorta, el Presidente Electo Dr. Roque Saenz Peña, el Ministro de Obras Públicas Ezequiel Ramos Mejia y los gobernadores de los territorios del Río Negro Ing. Carlos Rafael Gallardo y del Neuquén Don Eduardo Elordi, viajó hasta el campamento y obrador del dique por el flamante ramal, viaje al que no se le dio carácter de inauguración oficial porque no estaba aún habilitado para uso general.
De regreso a Cipolletti, el tren se detiene en la Estancia “La Alianza” propiedad del Sr. Luis Casteras, cercana a la Parada Km.1195, lo que después seria la Estación Ferri inaugurada en Marzo de 1911.
En el año 1913 la empresa Ferrocarriles del Sud, publica las frecuencias y horarios con salida desde Cipolletti los días lunes, miércoles, viernes y sábados a las 10:20 hrs. arribando a la Estación Barda del Medio a las 12:45 hrs.
El regreso iguales días partiendo de Barda del Medio a las 01:45 hrs, y llegando a Cipolletti a las 03:30 hrs.
En el año 1924, se modifican horarios y frecuencias, partiendo de Neuquén a las 06:00 hrs. pasando por Cipolletti, Ferri, Cinco Saltos, Cte. Cordero arribando a Barda del Medio a las 07:30 hrs. con servicio diario menos los días miércoles y domingos. Así mismo se informaba que el Jefe de Estación Barda del Medio era el Sr. Víctor Garrido.
A titulo estadístico la empresa de ferrocarriles indicaba que se habían registrado 3.542 pasajeros, transportado 517.000 kgs. de carga general y 35.000 kgs. de encomiendas, habiéndose recibido 1.873.000 kgs. de carga general, 94.000 kgs. de encomiendas y se habían trasladado 504 cabezas de ganado.
Por este ramal además de transportar materiales, maquinarias, equipos utilizados para la construcción del dique Neuquén, también se transportaba el pasto enfardado proveniente de Colonia Catriel, toda la hacienda que era destinada a la faena para consumo, el yeso de la empresa Castiglione y Pes, los productos químicos de Indupa S.A., siendo mayor el movimiento de la producción de peras y manzanas cultivadas en nuestra zona.
En las décadas del 80 y 90, comenzó a mermar considerablemente el transito ferroviario en este ramal y en la actualidad lamentablemente se encuentra desactivado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario