lunes, 22 de diciembre de 2014

Estación Azcuénaga (F.C.O.)

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
Fue la primera estación ferroviaria del partido de San Andrés de Giles y su origen se remonta al 1º de abril de 1880, cuando era una sencilla casilla de madera que unos tres años después fue reemplazada por el imponente edificio actual, Cuesta imaginar lo que habrá sido observar semejante construcción en medio de la llanura.



Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados.



Azcuénaga es un pueblo rural donde se conjugan la serenidad del campo, la presencia viva de la naturaleza y la historia local. Se encuentra ubicado en el Partido de San Andrés de Giles.
Las tierras sobre las que se ubica formaron parte originariamente de la merced de tierras otorgada en 1740 por el Gobernador del Río de la Plata, Brigadier Miguel de Salcedo, al general José Ruiz de Arellano, fundador de San Antonio de Areco. Esas mismas tierras fueron cedidas luego por Arellano a su cuñado Francisco de Suero y Giles, quien a su vez las fue vendiendo en distintas parcelas a otros dueños.
Azcuénaga fue la primera estación ferroviaria del partido de San Andrés de Giles y su origen se remonta al 1º de abril de 1880, cuando era una sencilla casilla de madera que unos tres años después fue reemplazada por el imponente edificio actual, de dos plantas coronadas con techo piramidal de tejas francesas.
El jueves 1 de abril de 1880 quedaba habilitada al servicio público la estación Azcuénaga del entonces Ferrocarril del Oeste, arribando sin ningún protocolo previo una formación al mando de una máquina de vapor procedente de la estación del Parque sita en la actual locación del Teatro Colón de Buenos Aires.
El edificio correspondía a la línea Luján-Pergamino, vendido mas tarde al Ferrocarril Central Argentino, convertido luego de la privatización del 47 en Ferrocarril General Mitre.
Hoy tras la privatización menemista el ramal está bajo la órbita del NCA, empresa que ni opera, ni mantiene las instalaciones. La estación está intrusada, sin mantenimiento y el viejo galpón de acopio fue destruido por un fuerte viento que derrumbó gran parte de su estructura en diciembre del 2012.
Su parte superior servía para vivienda familiar del jefe de estación, respetado personaje pueblerino. Cuesta imaginar lo que habrá sido observar semejante construcción en medio de la llanura.
Poco después de su inauguración, la estación fue centro de acciones militares durante la Revolución de 1880 o Revolución de Tejedor, lucha entre la Nación y la Provincia de Buenos Aires, que dio origen a la Capital Federal

Poco después de su inauguración, mientras todavía era una sencilla casilla de madera, la estación fue centro de acciones militares durante la revolución de 1880, lucha entre la Nación y la Provincia, que dio origen a la Capital Federal.
El pueblo homónimo se formó frente a la estación por donación de una extensión de tierras equivalente a dieciséis manzanas por el hacendado irlandés Juan Cunningham, propietario de la vecina estancia "La Paloma".

El nombre "Azcuénaga" le fue dado en 1880 a la estación ferroviaria por el Directorio del Ferrocarril de la Provincia de Buenos Aires, en honor al ilustre militar argentino Brigadier General don Miguel de Azcuénaga (1754-1833), figura preclara de la historia patria, quien tuvo una destacada actuación pública y militar.

 La Estacion Azcuenaga y sus instalaciones aledañas, tales como el viejo galpón de cereales, el tanque para depósito de agua donde se recargaban las máquinas de vapor y el conjunto que forman el brete de madera dura y los corrales que se usaban para la carga y descarga de hacienda en pie (ganado vacuno, ovino o equino). La estación fue declarada Lugar Histórico a nivel municipal por la comuna de San Andrés de Giles.



Fachada principal de la estacion, a la derecha de la imagen los baños publicos.


Calle principal que recorre todo el pueblo frente al predio ferroviario de aproximadamente 7 cuadras en total.


Un edificio historico unico, que puede contar mucho de Azcuenaga y su pasado ferroviario...

El Almacén CT & Cía rescata su historia original de antiguo almacén de ramos generales.
este típico almacén de campo era conocido como Casa Terren, en honor a su fundador, Rafael Coarasa Terren, quien vivió toda su vida –desde que llegó de España a los 13 años– ligado al negocio de los ramos generales. Aquí creció su familia, su hijo Enrique y sus diez nietos. Pero el local (una manzana entera) quebró en 1969 y tuvo que cerrar. Más tarde reabrió, pero la familia nuclear dejó de tener relación comercial. Pasaron los años, el abuelo falleció sin nada de lo que había logrado construir. A principios de los años 90, llenos de deudas, los dueños hicieron un remate y todo el mobiliario y gran parte del valor patrimonial e histórico de la vieja casa fue devastado. "Muebles de más de 100 años, estanterías de pinotea y tantas otras cosas más que dejaron de pertenecer al almacén”.
Hoy en dia gracias al trabajo de sus decendientes el edificio se recupero para lograr ser un exelente y concurrido restaurante de campo.




Completos...
El galpon y deposito de mercancias a la derecha, los baños publicos en el centro y la estacion de dos plantas de Azcuenaga.


Fachada de la estacion.



Anden principal techado, al fondo baños y tanque que proveia agua a las locomotoras a vapor y vis hacia proxima estacion, Vagues.


Aqui el gran tanque que proveia agua a las locomotoras a vapor, construido integramente en fundicion de acero y todas sus columnas de los primitivos e historicos rieles "Barlow".


El brazo contruido integraamente en una sola pieza de acero fundido que a su vez rota sobre dos ejes, asi se puede plegar cuando se termina de proveer agua a la locomotora.


Pivotes centenarios de singular obra de ingenieria.


Detalles de las columnas con rieles "Barlow".

El perfil de ferrocarril fue inventado en 1849 por WHBarlow, ingeniero del Ferrocarril Midland. El diseño fue patentado (12438 de 1849)

El 14 de mayo de 1850, se presentó un documento a la Institución de Ingenieros Civiles de Londres detallando sus ideas y declarando que una sección de pruebas del ferrocarril 125lb/yd en el cruce de ferrocarril Midland ha resultado satisfactoria.

Él admitió que había habido dificultades en permanente de la sección, pero esto había sido superado por los fabricantes en Middlesbrough.

El ferrocarril Barlow fue una sección de ferrocarril laminados utilizados en los ferrocarriles de principios. Cuenta con amplio quema de los pies y fue diseñado para ser establecido directamente en el lastre, sin necesidad de traviesas. En general, se adoptó en los ferrocarriles de víctimas de la trata a la ligera, pero fue infructuoso debido a las dificultades de mantenimiento.

A mediados del siglo XIX, las redes ferroviarias se estaban expandiendo en las zonas donde se esperaba más ligero el tráfico. El costo inicial de la vía de ferrocarril convencional fue considerable, y se buscaron alternativas más baratas. El carril Barlow ofrece este beneficio, al evitar el costo de las traviesas y las sillas en total. Colocan directamente en el lastre, que no requiere otro equipo auxiliar, sin embargo, el ferroviario fue significativamente más pesados y más caros que los carriles convencionales.

En la práctica, tenía varios inconvenientes, en particular, no hubo empate calibre, por lo que si el lastre fue mal consolidado, los carriles gradualmente podía moverse de manera independiente, dando lugar a un riesgo grave de descarrilamiento. Algunas modificaciones se referían a la prestación de barras de empate entre los carriles opuestos para mantener el medidor.

La sección de ferrocarril más amplia y más pesado fue mucho más intensa a la inclinación lateral, y esta alineación suave en las curvas hace difícil, especialmente en las articulaciones.

En curvas, las ruedas del vehículo que pasa de generar un efecto cangrejo, tiende a empujar los carriles separados, y en ausencia de traviesas de esta tendencia a girar los carriles hacia el exterior, es decir, que tendían a la punta hacia el exterior.



Mesa de comandos de la empresa F.C.C.A. (Ferrocarril Central Argentino) junto con E C & J K Ld. fabricados en Birmingham inglaterra. Que fue la segunda empresa en tomar esta linea luego del primitivo F.C.O.


Vias hacia proxima estacion, Carlos Keen.



Detalle del balcon de la fachada principal posterior al anden.


Ventanas de la planta alta y casa del jefe de estacion.


Fachada principal.


Lo que fue la fachada principal, que hace mas de 100 años recibika decenas de carretas y pasajeros. Al fondo el actualmente extinto galpon de cargas.







Interior del ya estinto galpon de gargas.



Grandes portones corredizos de ingreso al galpon.





Todas las tejas son originales de origen francés de la historica firma "Pierre Sacoman St. Henri Marseille".
Hecha por Pierre Sacoman, de la region St. Henry Marsella Francia, 1890-1914.




Recuerdos....




Las calles del pueblo de Acuenaga.





Puerta original del unico almacen de ramos generales que aun funciona en el pueblo.



El extinto galpon, completo.





En la puerta del almacen de ramos generales, este detalle muy comun en algunos pueblos....el raspador de botas para sacarse el barro antes de ingresar.


Cupula de la iglesia Nuestra Señora del Rosario.

Entre 1890 y 1900, se crea una comisión con un objetivo principal que era la creación de una capilla en la zona, debido a su lejania con la Parroquia, dentro de los miembros encontramos muchos de la colectividad irlandesa.
Se construye entre 1902 y 1907, es un edificio de estilo neorrománico y fué realizado por el constructor Vicente Di Cecco (gilense). El 6 de octubre de 1907 se celebra la primer misa.
El altar está construido en madera, con trabajos artesanales que dan la impresión de mármol similar al ónice.
Fué construído en una fábrica de altares en la ciudad de Zaragoza,  España, y traído en barco hasta el Puerto de Bs.As.
y desde allí partió en tren hasta Azcuénaga. En su parte posterior figura el nombre de la donante y destinataria de la encomienda ferroviaria.


Caminos rurales y entorno al pueblo de Azcuenaga que costean las vias, en este caso con vista hacia la lejana Carlos Keen.


Parte del paso a nivel en uno de los extremos del predio ferroviario y las cruces de San Andres.


El entorno desolador, lo que queda de la señal de entrada y vias hacia la lejaana estacion Carlos Keen.



Levemente se ve el galpon de cargas de Azcuenaga como entrando a la estacion viniendo desde Carlos Keen.



Una de las pocas dependencias que sobreviven muy alejada de la estacion, al limite del predio ferroviario de Acuenaga, oculta entre la vegetacion, actualmente intrusada.


Señal de entrada entre la vegetacion del intenso campo.



Poste telegrafico.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario