martes, 3 de diciembre de 2013

Estaciòn Carlos Keen

expr:id='"post-body-" + data:post.id' expr:itemprop='(data:blog.metaDescription ? "" : "description ") + "articleBody"'>
La estaciòn que no se resignò al olvido......

Fotos: Copyright - CacciolaDesign - Todos los derechos reservados



Fachada principal.






Paredes de la viajisima estacion que hoy en dia gracias a la cooperativa del pueblo mas los artesanos esta siendo restaurada con el apoyo de la gente de la Union Ferroviaria.



Vias hacia Azcuènaga

Una historia apasionante....


Emplazado sobre los vestigios de la antiquísima ruta conocida como el ”Camino Real”, se alza Carlos Keen, pueblo nombrado así por la Dirección del Ferrocarril que instauró una estación ferroviaria homónima en homenaje al distinguido militar argentino, doctor en jurisprudencia, escritor, político y periodista. Si bien el ferrocarril se comenzó a construir en 1875 como una extensión del tren que iba a unir a Luján con la localidad Pergamino, en realidad se toma como fecha de fundación del pueblo el 12 de agosto de 1881, día en que se inauguró una casilla de madera y un deposito de agua, cuyo fin era abastecer a las locomotoras a vapor.

Con la llegada de la primera locomotora, cambió por completo la historia de este inhóspito paraje. Comenzaron los loteos y de a poco fue surgiendo la silueta del pueblo alrededor de la estación en torno a lo que significaba la llegada del progreso. En 1884 dentro del predio ferroviario, se construyó un galpón el cual se utilizaría como deposito de mercaderías, existente aún hoy día, conocido como el centro cultural El Granero de Carlos Keen.

La gran importancia de su agricultura y ganadería, o el intenso desarrollo cultural era la causa del constante asentamiento de nuevos pobladores. En 1906 se construyó la imponente iglesia San Carlos Borromeo.  En el año 1911 el señor Aniceto Gutiérrez puso en funcionamiento máquinas que abastecían de electricidad a todo el pueblo, época en la que también funcionaba el “Viejo Cine San Carlos” y el Registro Civil. Bailes, carreras de sortijas, domas y pialadas eran parte de las costumbres criollas a las que asistían también habitantes de pueblos vecinos. Para esta época eran casi 3000 los pobladores que ya contaban con un destacamento policial, una oficina de correo y telégrafos, y tres Clubes; el “San Carlos”, el “Independiente” y el “Centro”.

Tiempo después comenzó su decadencia tras disminuir la frecuencia de los trenes de pasajeros, trazarse la Ruta 7 y abrir la Algodonera Flandria. Sin embargo, la perseverancia de empresas locales   que continuaron trabajando ante las adversidades, Carlos Keen no desapareció y permaneció vivo por sus fuertes raíces, para finalmente en 1989 volver a resurgir como un atractivo polo gastronómico de la zona que hasta hoy día no ha parado de crecer en este sentido. 

Mucha gente emigró, las viviendas vacías eran demolidas total o parcialmente y sus materiales trasladados a los nuevos asentamientos.
Hasta la década del 80, el pueblo no sufre grandes cambios a pesar de las pequeñas industrias que fueron surgiendo.

-En 1940 nace la fábrica de queso, dulce de leche y membrillo GUSI FABRIL.
-En 1958 nace la Fideera San Carlos.
-En 1988 nace la comisión de Preservación que interesada en devolver la vida que el pueblo había tenido se encargará del cuidado edilicio y ambiental.
-En 1989 el pueblo de Carlos Keen fue declarado de Interés Municipal, mediante un Decreto y Ordenanza Municipal que así lo disponían.
-El 5 de noviembre de 1989 se inaugura la Biblioteca Popular, cuya sede sería la antigua casa de Correo,  compartiéndola con la Tercera Edad.
-En 1999 la Secretaría de Turismo de la Nación realiza un proyecto de “Turismo Rural” para Carlos Keen.
-En 2001 se forma la Asociación de Artesanos que ocupa la Estación.
-En 2003 se aprueba la Ordenanza de protección al pueblo y la Comisión Nacional de Monumentos y sitios Históricos, declara a Carlos Keen como “Poblado Histórico”.
-Se abren siete restaurantes, una parrilla, una casa de té que es un mini Jardín Botánico  y aparecen  más proyectos que apuntan a un nuevo desarrollo de la localidad. 
-La actividad turística aparece como eje del desarrollo local.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario