miércoles, 13 de abril de 2022

Estación Ireneo Portela (Ferrocaril Central Córdoba)

 "Una linea con poca prensa y llena de historia de una increíble empresa que no pudo ser al completo pero que dejo una marca imborrable en nuestra historia"




Fotos: Copyright - CacciolaDesigns - Todos los derechos reservados.




El origen del nombre de la Estación

La estación construida por el Ferrocarril Central Córdoba (FCCC) recibe su nombre en honor al Doctor Ireneo Portela (15 de julio de 1802) quien se destacara en la lucha contra la epidemia de escarlatina de 1836. Fue médico cirujano, profesor y legislador. Hijo del cambadés Antonio Portela y de la porteña Eulalia Isabel Islas de Garay, estudió medicina en la Universidad de Buenos Aires, graduándose a los 22 años. Al año siguiente recibió una beca del gobierno de porteño para perfeccionar sus estudios en París. Como médico, fue uno de las más importantes figuras de la Argentina del siglo XIX y como político, fue muy apreciado por la gente de Buenos Aires, pero su muerte a la edad de 59 años, no le permitió continuar en la actividad política. Su importancia política se podría medir con la de Vélez Sarsfield y Adolfo Alsina, sus compañeros, e incluso con Mitre, a quien le salvó la vida. Aun siendo un personaje con tanta participación en la política de Buenos Aires, su actuación ha sido pasada por alto por los historiadores, especialmente a partir de 1960. Aún en 1961, a cien años de su muerte, se recordaba a este importante hombre al que se celebró una misa en su honor y varios homenajes fueron publicados en los diarios y revistas de Buenos Aires.

Ireneo Portela


La empresa que planifico la construcción de la linea y la estación:

El Ferrocarril Central Córdoba fue una empresa ferroviaria de capitales británicos, fundada en 1887, que operó una línea de trocha angosta de 1.960 kilómetros que se extendía desde Buenos Aires a Rosario y Córdoba, y de allí a Tucumán. Problemas financieros hicieron que la empresa fuera vendida al estado Argentino en 1938.

Los gobiernos de las provincias de Córdoba en 1885 y Santa Fe en 1886 autorizaron la construcción de ferrocarriles provinciales, de trocha angosta, que partiendo de las ciudades de Córdoba y Rosario respectivamente, unirían sus rieles en el límite interprovincial. Ambos gobiernos celebraron contrato para su construcción con el mismo concesionario: Don Santiago Temple. Éste se comprometió con el gobierno de Córdoba a construir una línea de la capital provincial hasta San Francisco, en el límite de Santa Fe, y con el gobierno de esta última provincia había obtenido concesión para el tramo de San Francisco a Rosario, con un ramal a Rafaela.

Así es que en 1887, se forma en Londres la empresa "Ferrocarril Central Córdoba" para tomar la concesión cordobesa otorgada a Santiago Temple. El FCCC construyó y libró al servicio público la sección de Córdoba a San Francisco el 13 de octubre de 1888.

La sección santafesina fue transferida por Temple a Meiggs y Cía., quienes en 1888 iniciaron los trabajos de San Francisco a Rosario, en dos secciones, la primera hasta Sastre el 23 de marzo de 1891 y a Rosario el 29 de octubre del mismo año, siendo la primera línea de trocha métrica construida en la ciudad de Rosario, además esta compañía también se encargó de la construcción del ramal San Francisco-Rafaela.

En 1891, Meiggs y Cía transfirió sus derechos a la nueva empresa “F.C. Córdoba y Rosario”, constituida en Londres con capital de 10.164.646 pesos oro. Cuando se hizo esta transferencia ya estaban constituidos por los señores Meiggs todos los ramales comprometidos en la concesión santafesina.



Tren local del Ferrocarril Central Córdoba saliendo de Retiro.
(1926)



Museo en la Estación


El Centro educativo para la producción total (CEPT) de Ireneo Portela, lleva adelante un proyecto educativo e histórico. Lo denominaron Museo de la Estación y uno de los docentes integrantes de este proyecto, Lucas Del Río, contó como nació esta idea:

El proyecto surge del área que se llama promoción de la comunidad rural y su cultura y obviamente que todas las demás áreas de la institución junto con todos los actores involucrados, padres y alumnos de la comunidad de Portela.

El proyecto se llama museo de la estación, un museo es una institución permanente sin fines de lucro al servicio de la sociedad y abierto al público que adquiere conserva estudia exponen y difunde el patrimonio material e inmaterial de la sociedad con fines de estudio educación y recreo.

Los objetivos son muchos, el principal es avanzar en el armado del museo rural para la comunidad de Ireneo Portela en el predio de la vieja estación del ferrocarril, otros objetivos son gestar conciencia en los miembros de la comunidad acerca de la importancia de preservar los materiales históricos del campo, de la ciudad, de la familia  y relacionar este material con archivos que también puede haber en las escuelas.

Hace aproximadamente 8 años que con un grupo de alumnos se empezó a gestar esta idea y en esta iniciativa tenían un montón de objetos que se fueron encontrando en distintas visitas a las familias de alumnos de la escuela lo que se encontró se limpió se seleccionó y se fue albergando algo en un viejo vagón que tenían y en un salón.


La fachada y su nomenclador

Al acceder al predio de la estación pasando por lo que fue un gran campo de maniobras y galones de chapa para depositar granos, cueros, leche, entre otras proveedurías en épocas de gloria nos recibe un cuidado nomenclador típico del FCCC de fundición.

Desde el nomenclador sobre el anden podemos ver claramente un lateral del edificio de la estación, muy cuidada por cierto.

Vista contraria y las vías hacia la próxima parada, Ingeniero Moneta.




Vista del anden en la Estación bajo techo, baldosas originales y el acceso a las diferentes salas de servicio de la Estación ferroviaria.


Detalles de las columnas de fundición de acero traídas de Inglaterra, como todas las partes del edificio.


Porta farol, era utilizado en época donde no existía aun la luz eléctrica y ningún artefacto con esa tecnología., solo se ubicaban en las zonas clave del paso de personas.


Detalle del acceso a una de las salas desde el anden, esta en particular era donde daba servicio telegráfico un operario del FCCC.


Junto a la estación esta el sistema de enclavamiento para el accionamiento de las señales de brazo para dar ingreso y egreso e formaciones al predio.



El gran tanque



Vista hacia la estación.


Detalle del caño saliente que conectaba al brazo que proveía agua a las locomotoras a vapor en punta de anden.


Vista de la estación ferroviaria desde punta de anden.



Las dependencias ferroviarias


Mas allá de la extensión total del anden se encuentran algunas dependencias ferroviarias originales del FCCC que sobreviven al paso del tiempo, las mismas están ocupadas y fueron construidas por la empresa inglesa para el personal ferroviario o cuadrilla ferroviaria, mantenimiento de señales, etc.





Fachada posterior de la Estación


Al rodear el edificio de la estación podemos observar algunas ampliaciones del edificio original, que no posee aparente acceso a las boleterías, solo se accedía desde anden. 
El acceso posterior era originalmente para el jefe a su vivienda.




Las ventanas y la carpintería tiene mas e Cien años y se mantiene en muy buen estado, todo traído de Inglaterra e instalado por inmigrantes europeos que apostaban a vivir en este pais.




Acceso posterior a la estación, la misma calle que rodea y delimita el predio ferroviario.





El único acceso a la fachada posterior era para ingresa a la casa y oficinas del jefe.





Fuentes:

-Wikipedia
-Museo Ireneo
-Municipalidad de Ireneo Portela
-Municipalidad de Baradero
-Vecinos ferroviarios Ireneo
-Museo histórico Nacional
-Relatos e vecinos de Santa Coloma


------Fin del informe-----









































2 comentarios:

  1. El término "nomenclador" es incorrecto, significa otra cosa. El término correcto en el ferrocarril es "letrero de estación".

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. estas equivocado nomenclador es correcto

      Borrar